OLIVENZA MI ESENCIA 3 Capilla de Nuestra Sra. de la Concepción

Historia: Dicha ermita se llamó antiguamente de Santa Quiteria, desconociéndose su fecha de fundación. Hoy en día sólo disponemos de la información que nos facilita la inscripción que se encuentra en su portada. La misma indica que fue ofrecida en el año de 1620 por el mayordomo y otros cargos de la hermandad, cuyos nombres se relatan.

 

senora_concepcion-346x231

 

 

Estructura exterior: Presenta fachada sencilla, encalada. En la parte inferior, rodeada por dos vanos enrejados, se abre la puerta principal con portada de mármol rematada en frontón triangular avolutado en su vértice superior. En el nivel superior se abre un ventanal sencillo de forma cuadrada, sin ornamentación. Remata todo un frontón sin base ni otros elementos, salvo acroteras en sus extremos, acabadas en esferas. Sobre el vértice del frontón una sencilla espadaña adornada por volutas laterales, soporta un esquilón.5 Capilla de la Asunción

 

Estructura interior: De una sola planta, en rectángulo, bajo una bóveda de cañón. Destacan dos piezas importantes: retablo mayor y púlpito. Este último con un importante trabajo de forja. En cuanto al retablo mayor, su estructura es marmórea, en estilo neoclásico. Se presenta en una capilla mayor cerrada por arco de medio punto. Se estructura en una calle central con hornacina elevada sobre el sagrario, donde se venera a Nuestra Señora de la Concepción. Las calles laterales se componen de hornacinas rectangulares en la parte superior y en arco de medio punto en la inferior. Toda la estructura aparece limitada por cuatro columnas clásicas. A los pies de la nave se encuentra un coro sencillo. La imagen de Nuestra Señora de la Concepción que aquí se venera es objeto de culto especial durante todo el mes de mayo. En diciembre se le dedica una novena, trasladándose a la parroquia de la Magdalena. Esta ermita es conocida entre el pueblo simplemente como la “ermita de la Virgen”,

Documentación de la  guia de turismo

OLIVENZA MI ESENCIA, Panaderia del Rey

Imagen destacada , chimeneas  de la Panaderia del Rey pintada  al Oleo por Mamen Piriz García

Chimeneas  del Rey

La panaderia del  Rey

El aumento de la importancia militar de Olivenza tuvo como consecuencia la construcción de infraestructuras complementarias. Así se creó el polvorín de Santa Bárbara, los cuerpos de guardia para vigilancia de las puertas y los cuarteles para alojamiento de la milicia. La Panadería del Rey es una de ellas, también conocida por otros nombres, en relación con otras de sus funciones, como Cuartel del Asiento. Disponía de todo lo necesario para fabricar 10.000 panes diarios. Las chimeneas cilíndricas de sus cuatro hornos se han conservado hasta la actualidad como si aún se encontraran en servicio.

 

panaderia-del-rey-346x231

Es un edificio de finales del siglo XVIII anexo al recinto del Castillo y a la muralla medieval. Su fisonomía obedece a los principios del neoclásico, originado en Portugal como consecuencia de la tarea reconstructora de la Lisboa asolada por el terremoto de 1775, bajo las directrices del Primer Ministro de D. José I, el Marqués de Pombal. Si bien sus raíces surgen más de la sobria tradición constructiva portuguesa que de un estilo neoclásico cuya teorización aún estaba dando sus primeros pasos en Roma. La repetición ritmada de los vanos, resuelta en sobrias y desornamentadas jambas de mármol, y la ausencia de añadidos o adornos en cualquier otra parte de la fachada definen este pombalino que también podríamos denominar protoneoclásico portugués.2012- 8 Óleo Amenazaba tormenta en Olivenza

Pintura  al óleo  pintado por: Mamen Piriz

 

Acoge parte del Museo Etnográfico Extremeño González Santana, destacando en la parte baja los cuatro hornos que albergan, respectivamente, la tienda de ultramarinos, una bodega, una almazara y una fragua. Asimismo, destacan dos salas superpuestas sustentadas por columnas octogonales revestidas de mármol rosa, albergando abajo una colección de arqueología de la zona y arriba piezas de arte sacro.

parte de  antigüedades que alberga  el museo donadas   por los oliventinos

En el transcurso de la llamada Guerra de Restauração, Olivenza fue conquistada por las armas españolas (1657), pero regresó a soberanía portuguesa en virtud del Tratado de Lisboa de 1668. Al iniciarse el siglo XVIII, la Guerra de Sucesión a la Corona española (1702-1713) puso una vez más de manifiesto la importancia estratégica del enclave oliventino en el principal teatro de operaciones de las guerras hispano-portuguesas, la llanura extremeño-alentejana. En 1709 fue destruido el Puente – Fortaleza de Ajuda, obra monumental del Rey D. Manuel I que unía ambas márgenes del río. No obstante este duro revés, la Corona portuguesa decidió seguir apostando en firme por la conservación de un estribo além-Guadiana desde el cual incursionar en la Baja Extremadura. Las fortificaciones abaluartadas de Olivenza se mejoraron y perfeccionaron con una serie de fortines y obras exteriores. Se construyeron cuarteles para los regimientos de infantería y caballería que pasaron a tener su sede fija en la plaza. Un antiguo convento de clarisas fue reconvertido en Hospital Militar. Se construyeron también polvorines y parques para los respectivos cuerpos de Artillería e Ingenieros . Y como ineludible complemento para aquella numerosa guarnición estante, un Cuartel de Intendencia conocido con el nombre de Panadería del Rey.DSC_0756 Sala  Museo

aparejos de labranza

El Cuartel del Asiento se construyó en las traseras de la iglesia matriz, apoyado contra la primera muralla, flanqueado por el alcázar y el Cuartel de Infantería del Pozo, hoy Biblioteca Municipal. Se accedía a él por un gran vano formado por arco escarzano de mármol, rematado con el escudo de Portugal en el centro. Es un edificio de dos plantas comunicadas por sendas escaleras exteriores de bella factura. En la planta baja se aprecian todavía los huecos de los cuatro hornos, capaces de fabricar diez mil panes en un solo día. En la planta alta se almacenaban granos y harinas. Las chimeneas cilíndricas originales sobresalen todavía, airosas, en la cubierta. La fachada principal muestra una gran pureza de líneas, con ventanas dispuestas simétricamente enmarcadas por mármol de Estremoz. El edificio en su conjunto, de una sobria elegancia, nos remite al estilo neoclásico que impulsó el Marqués de Pombal tras la destrucción de Lisboa por el terremoto de 1755. Lo más destacado de su interior son los dos salones con pilares ochavados de mármol, desde donde arrancan arcos de medio punto que dan lugar a una bóveda de aristas rebajadas a manera de gajos. La combinación de elementos (arcos y pilares) y materiales (mármol, piedra, madera) proporciona gran belleza y personalidad a estas dos salas, dedicadas respectivamente a la Arqueología y el Arte Sacro.

Sala  dedicada a exposiciones DSC_0755 Sala  exposiciones 2015-10-3 por la mañana

OLIVENZA MEDIEVAL, Baluartes y Murallas

 

Para entender   la  foto  de la  imagen destacada, es un dibujo de  antiguamente  ciudad  de Olivenza  estaba  rodeada de murallas y  baluartes.

Historia: La muralla abaluartada es el cuarto cinturón de Olivenza; del segundo y tercero no se conserva casi nada. Construida en el siglo XVII, sufrió tres grandes asedios durante la Guerra de Restauración. Dicho conflicto surgió entre Portugal y España porque el país luso no aceptaba seguir bajo el dominio de los reyes de España, lo que ocurría desde 1580. El levantamiento contra el rey Felipe IV y el posterior nombramiento de rey propio desencadenó un conflicto que se prolongó desde 1640 hasta 1668. Fue diseñada por el ingeniero jesuita holandés Cosmander, que trabajaba para la corona portuguesa. Gilot, ingeniero francés alumno de Descartes y con la recomendación de éste, trabajó también en la fortificación de Olivenza. Ambos ingenieros murieron en esta plaza por causas diferentes, pero relacionadas con los asedios. Aún se conservan la mayor parte de sus nueve baluartes originales. Alguno de ellos ha sido reformado para darle otros usos como: una plaza de toros, en el siglo XIX, y un auditorio actualmente. Poseía tres puertas, de la que sólo se conserva la monumental, llamada del Calvario. Su defensa fue siempre muy comprometida ya que, para no sacrificar algunos barrios, su trazado era irregular y sus nueve baluartes eran excesivos en número, lo que suponía el empeño de “tiempo, gasto y mucha gente para guarnición” (Marinho de Azevedo, 1644).

Baluarte de San Francisco debe su nombre, como ocurre con el baluarte de San Juan de Dios, al hecho de haber tenido que cobijar en su interior al preexistente convento de San Francisco.

murallas

Se aprecia en la  foto  la  fábrica de aceites  Bonet

Historia: Es uno de los nueve bastiones que integran la muralla abaluartada, construida en el siglo XVII bajo la dirección del ingeniero jesuita holandés Cosmander, la cual sufrió tres grandes asedios durante la Guerra de Restauración. Debe su nombre, como ocurre con el baluarte de San Juan de Dios, al hecho de haber tenido que cobijar en su interior al preexistente convento de San Francisco. Estructura: Apenas se puede ver su frente derecho y su ángulo flanqueado, donde se conserva su garita original, pentagonal, asomándose a la Avda. Quinta de San Juan. baluarte de bonet

 

También se conserva otra garita en su espalda derecha, de base pentagonal. El frente izquierdo ha desaparecido, ocupado por una fábrica de aceite. La cortina que lo unía con la desaparecida Puerta de San Francisco está bastante alterada, especialmente en su parapeto, por edificaciones y almacenes.

 

Otra parte del Baluarte de  San Blas   ya  recostruido de nuevoBaluarte

 

Historia: Es uno de los nueve bastiones que integran la muralla abaluartada, construida en el siglo XVII bajo la dirección del ingeniero jesuita holandés Cosmander, la cual sufrió tres grandes asedios durante la Guerra de Restauración. Dicho Baluarte recibe su nombre del barrio que defiende, denominado en un documento de 1635, como bairro de São Brás. Estructura: Se construyó en principio de tierra y fajina, como todos los demás. El motivo fue debido a resultar más cara su fábrica de piedra y cal, por ser tan grande el perímetro total de la muralla, como lo atestigua el Conde da Ericeira en un documento de la época. Se presenta actualmente revestido de cal y piedra

murallas  1

Historia: Es uno de los nueve bastiones que integran la muralla abaluartada, construida en el siglo XVII bajo la dirección del ingeniero jesuita holandés Cosmander, la cual sufrió tres grandes asedios durante la Guerra de Restauración. Estructura: Este baluarte es el más afectado en la actualidad. Sólo conserva su cara, espalda y flanco derecho. La parte izquierda está ocupada en la actualidad por la calle de San Pedro, el Parque de Pintasilgos y parcelación urbana. Asimismo, gran parte de su terraplén está ocupado por viviendas y una fábrica. La escarpa de la cara que se conserva mantiene su revestimiento de piedra y cal como en el resto de la fortificación. No hay  fotos

 

11700850_983102681742500_6580566276110414941_n

Historia: Es uno de los nueve bastiones que integran la muralla abaluartada, construida en el siglo XVII bajo la dirección del ingeniero jesuita holandés Cosmander, la cual sufrió tres grandes asedios durante la Guerra de Restauración. Se le denomina así por encontrarse en su interior el convento de San Juan de Dios. Estructura: Dicho baluarte presenta un detalle que lo hace diferente de los demás. Efectivamente, sobre su terraplén se construyó un caballero que se conserva bien. De todas formas, el pormenor más destacable es el convento que alberga en el interior de su terraplén, entre la gola y el eje de las espaldas. Este convento de la Concepción, de monjas Clarisas, quedó subsumido en las construcciones abaluartadas, perdiendo sus tierras y reconvirtiéndose en convento hospital de la orden de San Juan de Dios, más acorde con los tiempos de guerra. La escarpa, de piedra y cal, se conserva en buen estado tanto en su frente como en los flancos. Los tres ángulos flanqueados, el de la cara y los dos de las espaldas, conservan sendas garitas bien conservadas, parcialmente restauradas.DSC_0731

Garita recién reconstruida del Baluarte de San Juan de Dios

OLIVENZA MI ESENCIA, Convento de San Francisco

Historia: Actualmente cercado por un baluarte de la muralla del XVII, el Convento fue construido en el último cuarto del siglo XVI y ocupado por Monjes Franciscanos en 1.594, provenientes de un primer convento más sencillo en las inmediaciones, fuera de la ciudad. En la época española, con el cambio de la administración eclesiástica, en 1804, fueron sustituidos por monjes españoles de la Colegial Mayor de San Pedro y San Pablo de la Universidad de Alcalá de Henares, que se mantuvieron en él hasta la exclaustración general de Mendizábal, en 1.835. Posteriormente fue destinado a diferentes actividades; la última dedicada a almazara de propiedad privada, aunque se proyecta la compra por parte del municipio para restaurarlo y dedicarlo a actividades culturales.

CAM_1546- Iglesia de San Fancisco

Exterior: Como el convento de las Clarisas o de San Juan de Dios, también éste es de planta cuadrada con claustro de doble arquería en el interior, aunque se diferencia en sus menores dimensiones y en que las arquerías de los claustros no van aquí separadas por cornisa. La fachada del convento es sencilla, destacando la capilla, rematada por frontón en triángulo, con la puerta principal en el primer nivel, adornada con molduras de cal, sin materiales nobles, imitando pilastras, entablamento y sobre éste el emblema de la Orden Tercera de San Francisco. En el segundo cuerpo se abren tres ventanas rectangulares que iluminan el coro y la nave. Sobre todo el conjunto, el frontón triangular alberga en su interior una hornacina con la figura de San Francisco al que curiosamente los viejos del lugar llaman “o robapilotas”, porque allí se les quedaba encajada la pelota en sus juegos de infancia. El remate central acaba en cruz de piedra y los laterales son acroteras.

6-altar de San francisco

 

Interior: El interior del convento se encuentra bastante alterado debido a los diversos usos que ha venido teniendo desde que en 1835 saliera de él la última comunidad de frailes. Actualmente, salvo la capilla, que sirve de sede a la Cofradía de los Obreros, el resto del edificio está ocupado por una fábrica de aceite.

2013- diciembre pastel fabrica  bonet

Fabrica de aceite  de  Bonet, pintado a pastel .Autora: Mamen PirizCAM_1545

Paso desde el exterior del Convento  por la Fábrica de Bonet

CAM_1547- Calle  Sn  Francsco

Calle  San Francisco que  va desde  la Carrera al Convento   en una de estas  casas  vivían  mis  abuelos y nació mi  padre .

OLIVENZA MEDIEVAL 2 Torre del Homenaje

Puerta de entrada  a la torre del Homenaje

CAM_0179Historia: Ocupa el lugar de una antigua fortaleza templaria del siglo XIII de la que no quedan vestigios. En 1334 el rey D. Alfonso IV, hijo y sucesor de D. Dinis, inicia la construcción de ese elemento de origen musulmán que es la alcazaba: recinto amurallado dentro de las murallas; culminando con un torreón, el más alto de las plazas de frontera. Pero será D. João II, en 1488, quien otorgue una nueva fisonomía al conjunto, ya que a pesar de los pactos de desarme suscritos con los Reyes Católicos, el Príncipe Perfeito realiza obras de refuerzo del alcázar; artilla en su base dos torres circulares y construye un foso en su perímetro, como puede verse en el Livro das Fortalezas de Duarte D’Armas.

 

 

Exterior: El Castillo es un hermoso ejemplar de la arquitectura militar de la época. Tiene forma trapezoidal con un patio central y tres torres cúbicas en los ángulos, además de la del Homenaje, situada al Noroeste, de la época de D. Afonso IV, hijo de D.Dinis. La Torre del Homenaje, de 37 m. de altura destaca sobre el conjunto, siendo la más alta de las torres de fortaleza en la frontera hispanoportuguesa. Construida en mampostería reforzada por sillares en los ángulos, tiene 24 saeteras que iluminan su interior. En lo más elevado de sus cuatro caras pueden aún apreciarse los restos de los primitivos matacanes de defensa de sus flancos, de los cuales uno fue reconstruido en cemento armado hacia el año 1973. Una barbacana, a cuyo pie se abría el foso inundable, mandado construir por D. João II en 1488, rodeaba por completo la alcazaba oliventina.

CAM_0194- Interior del castillo

Sala  interior de la  torre

La Torre del Homenaje tiene en su interior tres salas. Destaca la superior, con una hermosa bóveda de nervadura. El acceso por sus 17 rampas nos conduce hoy a la terraza, desde la que se domina la ciudad de Olivenza y las tierras y poblaciones españolas y portuguesas de su entorno. En la antigüedad permitía subir piezas de artillería a la parte superior, por lo que se aprecian rebajadas las esquinas en su parte inferior

 

CAM_2340

Interior: El Castillo acoge parte del Museo Etnográfico González Santana. Y la sala de  exposiciones  ya hablaremos de ello en otro  post .

yo en  dos lugares del recito   en el pozo que hay en el patio de  Armas y en una asiento  apoyada en una ventana o almena .CAM_2342

Detalle de  escaleras   para subir  a las  atalayas

Documentación de la Guia de turistica de Olivenza , las  fotos  son mias

 

OLIVENZA MI ESENCIA 4 Covento de San Juan de Dios

Historia: El convento de Nuestra Señora de la Concepción fue fundado originalmente como convento de Clarisas, por iniciativa de Leonor Velha, quien hizo su primera e importante donación. Su construcción original, que sufrió diversos avatares, se demoró casi un siglo (1556-1631). Sin embargo, la situación de guerra y la necesidad de proteger mejor a Olivenza hicieron que parte de las tierras del convento fueran ocupadas por la muralla, quedando el propio edificio ceñido por uno de los baluartes. Así, la primera comunidad franciscana de clarisas tuvo que abandonarlo. Fue ocupado a continuación por los monjes hospitalarios de San Juan de Dios, para cuidado de los soldados heridos, siendo por ello conocido actualmente por convento de San Juan de Dios. Sirvió después como cuartel de carabineros y de la Guardia Civil, pasando más tarde a una situación de postración y ruina, hasta ser recuperado por la Escuela Taller. Sus remodeladas instalaciones sirvieron como Escuela de Teatro y Danza de Extremadura, habiéndose recuperado la capilla para auditorio. Actualmente, se encuentra en obras con el fin de dedicarlas a Centro de Recepción de Visitantes.

Exterior: Tiene interés su fachada de cal blanca, donde destacan los vanos superiores, correspondientes a las celdas, y los inferiores con jambas de pizarra. La portada neoclásica de la capilla, en mármol, presenta columnas dóricas romanas. Sobre las columnas se reproduce un entablamento con friso de triglifos y metopas. Sobre éste un frontón partido para colocar en su centro la corona real sobre las armas de Portugal, flanqueadas por la esfera armilar, a la izquierda, y las armas de Olivenza, a la derecha. Sobre la puerta se abre el ventanal del coro y, rematando la fachada un frontón en triángulo en cuyo centro destaca un ojo de buey ovalado y en su borde superior acaba en acroteras y volutas.

OLIVENZA MI ESENCIA 3 Iglesia de Sta. Mª Magdalena , capilla de Sta. Lucia

La  Capilla de Santa  Lucia

LA CAPILLA DE SANTA LUCÍA

En el impresionante conjunto de escenas de la Capilla de Santa Lucía se identifican distintos pasajes del martirio de la santa. Se sigue  el repertorio basado el la Leyenda áurea de Santiago de la Vorágine en el siglo XII y más tarde ampliado.La unicidad de lectura de los paneles como veremos no es la misma para todos los conjuntos de retablos cerámicos que ocupan cada una de las capillas, así en este debe comenzarse viendo el superior izquierdo (según el espectador), en él se recoge el sueño de santa Lucía y seguir hacia abajo, para continuar luego arriba a la derecha y finalizar abajo a la derecha.Santa Lucía ha ido a visitar la tumba de Santa Águeda para implorarle la curación de su madre, Eutiquia, que desde hace ya cuatro años sufre hemorragias. Terminada la misa, la madre y la hija se postran en oración ante el sepulcro. Lucía se queda dormida y observa como Santa Águeda está rodeada de ángeles y se dirige a ella diciéndole «¿Lucía por qué me pides a mi lo que tu misma puedes darle a tu madre?. Lucía despierta y le indica a su madre que está curada. Decide entonces que deben vender todos sus bienes y darlos a los pobres en vez de tenerlos como dote para su boda.

Llegadas a su casa comenzaron la venta de todos sus bienes y el prometido de Lucía, una vez comprobado que el dinero se repartía en obras de caridad y no era para su dote decidió denunciar ante el cónsul Pascasio que eran cristianas. El cónsul pasó a interrogar a Lucía y al obtener solo respuestas que le indignaban ordenó que fuese azotada en su presencia.

Asistimos en este caso a una ampliación de la Leyenda Áurea que tuvo lugar hacia el siglo XV-XVI, pues el relato original obvia el tema siendo solo una amenaza del cónsul.
El cónsul Pascasio tras varias amenazas ordena que se convoque a todo el pueblo y sea atormentada en presencia de todos con cualquier clase de torturas hasta su muerte, intentaron mover a Lucía, pero no pudieron pues estaba fija al suelo con tal fuerza que llevarla de aquél sitio era imposible. Se ordenó entonces que fuera atada con cuerdas y que los hombres tirasen de ella (Santiago de la Vorágine habla aquí de mil hombres), cuando esto se llevó a cabo tampoco pudieron conseguir que se moviese. Sustituyeron a los hombres por parejas de bueyes y tampoco consiguieron su objetivo.

El cónsul mandó entonces que se embadurnara su cuerpo de resina y pez y que fuese llevada a la hoguera hasta que pereciese. Pero aunque la madera ardía, ella no se quemaba.

Como vemos las escenas que se representan narran la leyenda de Santa Lucía antes de su muerte, atravesada por una espada.

La unicidad de lectura de los paneles como veremos no es la misma para todos los conjuntos de retablos cerámicos que ocupan cada una de las capillas, así en este debe comenzarse viendo el superior izquierdo (según el espectador), en él se recoge el sueño de santa Lucía y seguir hacia abajo, para continuar luego arriba a la derecha y finalizar abajo a la derecha.

El sueño de Santa Lucía

Santa Lucía ha ido a visitar la tumba de Santa Águeda para implorarle la curación de su madre, Eutiquia, que desde hace ya cuatro años sufre hemorragias. Terminada la misa, la madre y la hija se postran en oración ante el sepulcro. Lucía se queda dormida y observa como Santa Águeda está rodeada de ángeles y se dirige a ella diciéndole «¿Lucía por qué me pides a mi lo que tu misma puedes darle a tu madre?. Lucía despierta y le indica a su madre que está curada. Decide entonces que deben vender todos sus bienes y darlos a los pobres en vez de tenerlos como dote para su boda.

Santa Lucía es azotada y humillada ante el cónsul Pascasio

Llegadas a su casa comenzaron la venta de todos sus bienes y el prometido de Lucía, una vez comprobado que el dinero se repartía en obras de caridad y no era para su dote decidió denunciar ante el cónsul Pascasio que eran cristianas. El cónsul pasó a interrogar a Lucía y al obtener solo respuestas que le indignaban ordenó que fuese azotada en su presencia.

Asistimos en este caso a una ampliación de la Leyenda Áurea que tuvo lugar hacia el siglo XV-XVI, pues el relato original obvia el tema siendo solo una amenaza del cónsul.

Santa Lucía y los bueyes

El cónsul Pascasio tras varias amenazas ordena que se convoque a todo el pueblo y sea atormentada en presencia de todos con cualquier clase de torturas hasta su muerte, intentaron mover a Lucía, pero no pudieron pues estaba fija al suelo con tal fuerza que llevarla de aquél sitio era imposible. Se ordenó entonces que fuera atada con cuerdas y que los hombres tirasen de ella (Santiago de la Vorágine habla aquí de mil hombres), cuando esto se llevó a cabo tampoco pudieron conseguir que se moviese. Sustituyeron a los hombres por parejas de bueyes y tampoco consiguieron su objetivo.

La hoguera de santa Lucía

El cónsul mandó entonces que se embadurnara su cuerpo de resina y pez y que fuese llevada a la hoguera hasta que pereciese. Pero aunque la madera ardía, ella no se quemaba.

Como vemos las escenas que se representan narran la leyenda de Santa Lucía antes de su muerte, atravesada por una espada.

LOS PANELES DE LA VISITA AL SEPULCRO Y DE LA ORACIÓN EN EL HUERTO
.

Visita al sepulcro de Cristo

Los azulejos más antiguos son los que se encuentran en la denominada Capilla del Señor Jesús, se trata de un conjunto de dos retablos situado uno frente a otro  que identificamos como «La visita al sepulcro de Cristo». Este panel representa como veremos a continuación el pasaje del evangelio de San Marcos, pues en el resto de los evangelios no son tres las personas que se dirigen al sepulcro.

Según el evangelio de San Mateo:

«28 1 Pasado el sábado, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a visitar el sepulcro. «

Según el evangelio de San Lucas:

«24 1 El primer día de la semana, al amanecer, las mujeres fueron al sepulcro con los perfumes que habían preparado. 2 Ellas encontraron removida la piedra del sepulcro 3 y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.»

Según el evangelio de San Juan:

«20 1 El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada. 2 Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».

y según el evangelio de San Marcos:

«16 1 Pasado el sábado, María Magdalena, María, la madre de Santiago, y Salomé compraron perfumes para ungir el cuerpo de Jesús. 2 A la madrugada del primer día de la semana, cuando salía el sol, fueron al sepulcro. 3 Y decían entre ellas: «¿Quién nos correrá la piedra de la entrada del sepulcro?». 4 Pero al mirar, vieron que la piedra había sido corrida; era una piedra muy grande.»

Por lo tanto solo es el último de los evangelios citados el que habla de tres personas que acuden a visitar el sepulcro.

En frente del anterior retablo encontramos una Oración en el Huerto sin rúbrica pero que permite su identificación como de Antonio Oliveira Bernaldes, ya que se muestra un tronco de olivo cortado del que sale un brote, “firma” de dicho pintor en otras obras importantes como las del convento de Loios en Évora, existiendo también influencias de Gabriel del Barco del que fue discípulo. Los dos paneles deberían datarse a comienzos del siglo XVIII.

Otros dos paneles completan el conjunto de escenas historiadas, son las escenas de la cena en casa del fariseo y Jesús en casa de Marta y María, ambas escenas las mostramos a continuación y son narradas por los evangelios sinópticos.

La cena en casa del fariseo

 

El resto de información  y fotos con  más  detalles lo podéis  ver  es  esta dirección

AZULEJOS HISTORIADOS PORTUGUESES EN LA IGLESIA
PARROQUIAL DE SANTA MARÍA MAGDALENA DE OLIVENZA
 ALFREDO GARCÍA PORTILLO Y ANDRÉS GONZÁLEZ LADERA

 

OLIVENZA MI ESENCIA 3 Sta. Mª de la Magdalena , capilla

CAPILLA DE SAN PEDRO

La Capilla de San Pedro muestra escenas relativas a la vida del santo, la lectura secuencial de las escenas debe realizarse de la siguiente forma: Primero el panel situado abajo a la derecha del espectador (Jesús camina sobre las aguas), luego debe continuarse en el sentido opuesto a las agujas del reloj (arriba derecha, arriba izquierda y abajo izquierda).

Las fuentes de estas escenas se encuentran como veremos en el evangelio de San Mateo y en los Hechos de los Apóstoles.

Jesús camina sobre las aguas

En Mateo capítulo 14 se encuentra reflejado este episodio:

5 A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el mar. 26 Los discípulos, al verlo caminar sobre el mar, se asustaron. «Es un fantasma», dijeron, y llenos de temor se pusieron a gritar. 27 Pero Jesús les dijo: «Tranquilícense, soy yo; no teman». 28 Entonces Pedro le respondió: «Señor, si eres tú, mándame ir a tu encuentro sobre el agua». 29 «Ven», le dijo Jesús. Y Pedro, bajando de la barca, comenzó a caminar sobre el agua en dirección a él. 30 Pero, al ver la violencia del viento, tuvo miedo, y como empezaba a hundirse, gritó: «Señor, sálvame». 31 En seguida, Jesús le tendió la mano y lo sostuvo, mientras le decía: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?».

Son precisamente estas últimas palabras las que se encuentran inscritas en la leyenda en latín que se encuentra en la zona baja del retablo cerámico.

Institución de la Iglesia (Entrega de las llaves a san Pedro)

Encontramos la fuente en mateo 16: «18 Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. 19 Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo».

Cristo le hace entrega de dos llaves, una de oro y otra de plata (la del poder de la absolución de los pecados y la del poder de excomunión).

Curación de un paralítico por San Pedro, junto a la puerta Hermosa.

Encontramos la fuente de esta escena en los Hechos de los Apóstoles, concretamente en el capítulo 3:

» 1 En una ocasión, Pedro y Juan subían al Templo para la oración de la tarde. 2 Allí encontraron a un paralítico de nacimiento, que ponían diariamente junto a la puerta del Templo llamada «la Hermosa», para pedir limosna a los que entraban. 3 Cuando él vio a Pedro y a Juan entrar en el Templo, les pidió una limosna. 4 Entonces Pedro, fijando la mirada en él, lo mismo que Juan, le dijo: «Míranos». 5 El hombre los miró fijamente esperando que le dieran algo. 6 Pedro le dijo: «No tengo plata ni oro, pero te doy lo que tengo: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y camina». 7 Y tomándolo de la mano derecha, lo levantó; de inmediato, se le fortalecieron los pies y los tobillos. 8 Dando un salto, se puso de pie y comenzó a caminar; y entró con ellos en el Templo, caminando, saltando y glorificando a Dios. 9 Toda la gente lo vio caminar y alabar a Dios. 10 Reconocieron que era el mendigo que pedía limosna sentado a la puerta del Templo llamada «la Hermosa», y quedaron asombrados y llenos de admiración por lo que le había sucedido.»

San Pedro liberado de la cárcel por un ángel

Traslado a la cárcel Mamertina, junto al foro romano, la misma cárcel a la que sería trasladado cargado de cadenas el caudillo galo Vercingetorix, San Pedro es encadenado, aquella noche un ángel se presentó ante él y le liberó de éstas. Encontramos también la fuente de esta escena en los Hechos de los Apóstoles y más concretamente en el capítulo 12:

«6 La noche anterior al día en que Herodes pensaba hacerlo comparecer, Pedro dormía entre dos soldados, atado con dos cadenas, y los otros centinelas vigilaban la puerta de la prisión. 7 De pronto, apareció el Ángel del Señor y una luz resplandeció en el calabozo. El Ángel sacudió a Pedro y lo hizo levantar, diciéndole: «¡Levántate rápido!». Entonces las cadenas se le cayeron de las manos.»

Las cadenas de San Pedro, pueden verse hoy en la Iglesia romana de San Pietro ad Vincoli.

 Datos  y fotos  recogidos  con permiso de :

AZULEJOS HISTORIADOS PORTUGUESES EN LA IGLESIA
PARROQUIAL DE SANTA MARÍA MAGDALENA DE OLIVENZA
 ALFREDO GARCÍA PORTILLO Y ANDRÉS GONZÁLEZ LADERA