RELATO, La bruja patrocinia

Hace más de un siglo en una comarca ubicada en el suroeste de Extremadura, vivía  en un barrio humilde de una ciudad que pertenecía a la raya una mujer amiga de brujerías y bebedizos llamada Patrocinia. Ella tenía una hija que se enamoró y se casó con un hombre que no era del agrado de su madre.
El matrimonio tenía dos hijas de corta edad y estaba la mujer embarazada de gemelos. El marido era muy ruin y a su mujer no la trataba demasiado bien y la maltrataba, por lo que Patrocinia ya cansada de esa situación urgió una trama para acabar con la vida de su yerno.
El hombre acostumbraba cada tarde al volver del trabajo al llegar casa merendar un vaso vino con pan y queso, que su mujer le dejaba preparado todos los días sobre la mesa de la  cocina.
Un día aprovechando Patrocinia que la hija no estaba en casa, preparo la merienda para su yerno y puso en el vino un bebedizo de los que ella preparaba, para así acabar con la vida del yerno.
Pero ese día la hija volvió antes de tiempo a casa y al ver el vino y las viandas sobre la mesa, cogió un trozo de pan y queso y se bebió el vaso de vino. En ese mismo momento Patrocinia entro en la cocina y al ver el vaso vació se echó las manos a la cabeza y le dijo a su hija:

 -¡Qué has hecho hija mía! -señalando el vaso con la mirada-¿Madre qué? -mirando con cara de duda

-Beber el vaso de vino que estaba sobre la mesa  ¡madre!

Patrocinia con gran disgusto le dijo a su hija:

– ¡el vino era para tu marido!
Al poco tiempo la hija enfermó y murió, y sus gemelos con ella.
El yerno al morir su mujer y no congeniar con su suegra se fue a trabajar a otro lugar y dejó a sus otras dos hijas al cuidado de la abuela.

Patrocinia al saber que su hija murió en vez de su yerno se volvió, enloquecida. Se sumió en una depresión por el pesar que le causó la muerte de su hija. Dio a sus nietas un trato vejatorio de maltratos y palizas.

 

bruja 2

He intentado indagar más sobre esta historia que me la contó una amiga mía biznieta de Patrocinia, todavía vive una nieta de la mujer, estuvimos preguntándole a ella sobre la historia y ella no quiso remover el pasado. He preguntado a vecinas del barrio y dicen que era una mujer muy rara pero buena mujer. Murió muy viejecita y vivió cuidada por sus nietas hasta su muerte. Según sus vecinas tenía un aspecto de mujer antigua era muy alta y su vestimenta de negro por su forma de vestir siempre con faldas largas y blusas muy amplias y con pañuelo negro en la cabeza tenía parecido a una bruja. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s